0

Tener una boca sana es posible!!!…sólo necesitamos constancia para dedicarle 2 minutos, 3 veces al día, hacerlo con una técnica eficaz, con una pasta fluorada y si es necesario ayudar con otros elementos tales como irrigadores, cepillos interproximales, colutorios, seda dental, etc.

Recuerda también cambiar tu cepillo de dientes cada 2 meses y visitar a tu dentista cuando éste te lo aconseje.

limpieza-dental-fuentesquintana

Existen factores de riesgo que agravan las enfermedades de los dientes y de las encías, tales como el tabaco, el estrés, algunas enfermedades (diabetes, osteoporosis, VIH, herpes, trasplantados,…), cambios hormonales (embarazo, menopausia) y antecedentes familiares.
Algunas señales también nos pueden alertar de que algo no va bien, por ejemplo el sangrado y enrojecimiento de las encías, el mal aliento, sensibilidad al frío, movilidad y separación de los dientes, dientes mas largos, pérdida de dientes, etc.
Es importante también que tu boca esté en equilibrio, que no falten piezas, para distribuir mejor las fuerzas masticatorias, la importancia del mantenimiento para una boca sana, al menos una vez al año es aconsejable hacer una revisión de la boca, tanto si tiene o no realizados tratamientos dentales. Si existiera algún problema es mejor cogerlo a tiempo, así el tratamiento será menos costoso para su diente y para su bolsillo.

En la Clínica realizamos varios tratamientos para mejorar la salud y la estética bucal. A continuación resumimos algunos de ellos:

  • ODONTOPEDIATRIA: son los tratamientos realizados a los niños, incluímos selladores, composites, tratamientos pulpares, coronas metálicas,etc. Debemos hacer controles periódicos a partir de los 3 años para vigilar la erupción y recambio dentario, las posibles filtraciones en las reconstrucciones, infecciones y la forma de “morder” según van creciendo los niños.
  • ORTODONCIA: en general se trata del movimiento producido a los dientes para nivelarlos. se realizan a niños y adultos. Una vez terminado el tratamiento, se usan mantenedores fijos y/o removibles para evitar recidivas. Debemos vigilar que se mantengan los dientes en la posición mas correcta, la erupción de las muelas de juicio, en caso de tenerlas, etc.
  • ODONTOLOGIA CONSERVADORA: engloba aquellos tratamientos que ayudan a conservar los dientes mas tiempo, tales como empastes, reconstrucciones con/sin poste, endodoncias, Odontología estética, etc.
    Debido a la masticación, deglución, higiene escasa o defectuosa, y a veces rechinamiento de los dientes, estos tratamientos pueden fracturarse, filtrarse, desgastarse. Por eso debemos vigilarlos.
  • PROTESIS REMOVIBLE: son aquellos aparatos de quita y pon que se utilizan para reponer las piezas que faltan. En la consulta debemos vigilar que no irriten las encías por roce, que exista una buena higiene en toda la boca, pueden aparecer hongos en la boca, desgastes de dientes, movilidad de alguna pieza y caries. Además, con el tiempo, las encías van “encogiendo” y las prótesis se van desajustando. Algunas veces basta con rellenar la zona, ajustar los ganchos, otras veces hay que hacer nuevas prótesis, sobre todo cuando se van perdiendo piezas dentales.
  • PROTESIS FIJA: son las coronas (fundas) o puentes. Pueden ir sobre sus dientes o implantes. Pueden ser de metal, de metal-porcelana, de zirconio o materiales estéticos. Con el uso diario, pueden romperse, filtrar y picar el diente que está debajo, despegarse, inflamar la encía, etc.
  • PERIODONCIA: en esta parte tratamos todo lo referente a las encías. Desde una limpieza (mas superficial), curetaje (mas profundo), injertos de encía, aumento de tejidos blandos, etc. En los controles examinamos la inflamación, sangrado y profundidad de la bolsa que hay entre la encía y el diente o implante, el grado de movilidad de cada pieza, posibles quistes, recesiones (cuando la encía se retrae y se expone mas diente), etc.
  • IMPLANTOLOGÍA: incluímos tanto los implantes como los aumentos de hueso si se han realizado. La supervivencia del implante dependerá de cómo está la encía y el hueso que lo rodean, por eso hay que hacer controles mediante radiografías para ver el hueso y exploraciones para ver el estado de salud de la encía que tiene alrededor.

En general, la duración de los tratamientos realizados en Odontología, depende mucho de la higiene bucal, aunque existen muchos otros factores por el cual los tratamientos no duran toda la vida ( pero de eso ya hablamos otro día, que ya me he extendido demasiado).

Lo mejor para los dientes es cuidarlos y conservarlos el mayor tiempo posible en la boca, por eso es muy importante la prevención de la aparición de enfermedades bucodentales, tanto de dientes como de encías.
Enseñemos a nuestros niños la importancia del cuidado de nuestra boca….y si somos adultos, pensar que nunca es tarde para empezar a tomarnos muy en serio nuestra salud bucal !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies